Saludo del Director


Asociación de Amigos del Teatro Municipal "José de la Cruz Mena" - Saludo del DirectorSoy la Poeta María Manuela Sacasa de Prego, Presidenta del Instituto Cultural Rubén Darío de Nicaragua, creadora de los Simposios y los mismos respaldados por diversas instituciones. Los simposios se vienen desarrollando como un tributo a quien nos sigue dando gloria, desde la cuna de la poesía de nuestro País, su León querido, al cual compara en su poema «Retorno» con Roma o París, reuniendo por cinco días consecutivos a reconocidos intelectuales, nacionales e internacionales, y a los mayores estudiosos de la obra del poeta, quienes además disfrutan de las bellezas coloniales y naturales de nuestro departamento de León y los invito a que nos acompañen a conocer más a nuestro Poeta Universal, unionista americano, periodista, cronista, etc, quien en 1907 regresara a su Patria triunfante. En esa ocasión un grandioso homenaje tuvo lugar en el teatro Municipal de León, a cargo de la Academia de las Bellas Artes, el 22 de diciembre de 1907, acto que para la ciudadanía de mi León, significó la culminación del más alto gozo, pues el más ilustre de sus hijos, visitaba su amada ciudad cubierto de gloria, y con la mayor sencillez del mundo en ese escenario, en ese teatro, que aún guarda el eco de su voz y exclamó: “Y León es hoy a mí, como Roma o París”, entregándole así a esta ciudad sus triunfos.

Darío desde niño penetró en la lectura de los grandes escritores y poetas griegos y romanos, franceses, españoles e italianos, Rubén Darío no se conformaba con la manera de escribir poesía de los poetas a quien la historia llama clásicos, respeta a todos los del siglo de oro español, pero está consciente que el español en la literatura está decayendo, y decide investigar y esto lo lleva a la poesía francesa, la lengua de Francia, muy civilizadora da al poeta mucho más. A él le basta leerla para sentirse cosmopolita y muy antiguo y muy moderno, nos dice Ernesto MEJÍA Sánchez y encontró que podían utilizarse sus construcciones en el español y apoyado por Francisco Gavidia investiga con este poeta a quien conoció en El Salvador y sus ideas nuevas las utiliza ya en el libro Azul publicado en Valparaíso, Chile en 1888, a finales del siglo XIX; Rubén tenía 21 años y había llegado a ese país, dos años antes y este libro se convierte en obra fundamental tanto por su poesía como por su prosa y toma nueva vida la poesía en español.

Realiza Darío una revolución literaria que se expandió en todo el continente americano, transformando los géneros literarios, no solo la poesía. Nuestro Panida compone con mucha seguridad, sin atenerse al molde estrófico del soneto que ceñía en medida y rima la poesía. Condujo la literatura española o escrita en lengua española a la modernidad, él creó la modernidad, al imprimirle las formas y los ideales y las ansiedades del parnasianismo y del simbolismo francés. Solo Garcilaso en el siglo XVI y Darío en el siglo XX llevaron a efecto las más profundas revoluciones del verso castellano. Las polémicas que la obra de Darío han suscitado entre poetas, escritores y críticos son muchísimas, desde en vida del poeta, las saetas dolorosas de la envidia penetraron en su alma pero no desviaron ni cambiaron su meta, por eso dijo “me siento llamado a romper el anquilosamiento y momificación del ritmo”.

Darío fue por excelencia el poeta de la lengua española y la primera figura literaria realmente célebre en la historia de las letras hispanas en América. Y según Gaspar Núñez de Arce: Darío era: “el primer talento literario de la América”.

Nos dice Roberto González Echeverría: “España y América reconocieron su voz poética como la más original y moderna surgida hasta entonces.”

Y sigue vigente en el siglo XXI. Acompañemos a los intelectuales, maestros, estudiosos, poetas que nos visitan en León en este conocer profundamente el pensamiento, visión y misión de Rubén Darío en América.

Contáctenos. Los esperamos.